Lee más

Con imágenes manipuladas se construye narrativa de lucha de clases

La desinformación en redes y la narrativa de sectores oficialistas coinciden en llamar a dirigentes de la oposición como “los apellidos”, alimentando la idea de que no pertenecen al pueblo. La perspectiva de una lucha de clases podría captar adeptos en sectores vulnerables de desiertos informativos, pero el contexto venezolano es distinto al de 1998, cuando se empleó el discurso electoral sobre las “cúpulas podridas”, en busca del voto castigo a la dirigencia gubernamental de entonces.