Juan Sánchez: “82% de las sanciones están dirigidas directamente contra el pueblo”

  • De acuerdo con un informe del Observatorio Venezolano Antibloqueo publicado en 2022 de las 927 sanciones impuestas a Venezuela, 477 están dirigidas a individuos, lo que representa el 51% de las sanciones totales
  • Antes de que apareciera la primera sanción sobre instituciones públicas en Venezuela, el país había perdido el 96% de importación de medicamentos en relación con el 2012. Para el 2018, Venezuela reportaba una caída del 70%  en cuanto a la importación de alimentos

La atribución de los problemas económicos, políticos y sociales de Venezuela a las sanciones impuestas por Estados Unidos es una práctica constante dentro del discurso de los voceros gubernamentales. En varias ocasiones la narrativa oficial ha utilizado este argumento para impulsar el debate público en contra de estas medidas.

Un ejemplo de ello es la afirmación hecha por Juan Sánchez, gerente de monitoreo e impacto del Observatorio Venezolano Antibloqueo, quien el 1º de noviembre de 2023 dijo que el 82 % de las sanciones impuestas por Estados Unidos están dirigidas al pueblo venezolano

La frase fue pronunciada en medio de la tercera edición del Seminario Antibloqueo 3R.NETS y en su intervención, Sánchez presentó cifras de un informe publicado por el Observatorio Venezolano Antibloqueo que recoge datos del año 2015 al 2022. 

El equipo de Cotejo.info y el Observatorio Venezolano de Fake News (OVFN) fijaron su lupa periodística en la afirmación: “82 % de las sanciones están dirigidas al pueblo venezolano”. 

El análisis del discurso público arrojó que se trata de una media verdad, debido a que aunque las fuentes documentales consultadas señalan que las sanciones ciertamente limitan la actividad económica de una nación, en Venezuela existía una crisis latente antes de que se ejecutaran medidas contra las instituciones del Estado.

Los datos recopilados demuestran que Estados Unidos ha aplicado sanciones a Venezuela desde 2015, pero en principio estas recayeron en funcionarios públicos de modo individual. La primera sanción con limitación económica para Venezuela se dio en 2017, época en la cual el país ya se encontraba sumido en una crisis humanitaria compleja reconocida por la comunidad internacional.

¿Qué dice el informe del Observatorio venezolano antibloqueo?

Bajo el título Actualización de la Metodología sobre MCU (Medidas Coercitivas Unilaterales) y otras Medidas Restrictivas o Punitivas Impuestas a Venezuela 2015-2022 fue presentado un informe en el cual se explican los tipos de sanciones impuestas sobre Venezuela y el impacto internacional de las mismas. Los datos siguen siendo vigentes debido a que durante 2023 y lo que va de 2024 no se han presentado nuevas sanciones.

En la página 34, del documento de 46 pliegues, se muestra un gráfico en el que señalan que del total de sanciones y otras medidas (927), 82 % corresponde a sanciones directas (763) y 18 % a otras medidas restrictivas o punitivas (164).

El informe menciona que de las 927 sanciones impuestas a Venezuela, 477 se concentraron en las figuras de Estado y gobierno, lo que representa el 51 % de las sanciones totales. Otro dato presente en la investigación, es que sólo el 11 % de estas medidas (103) pueden ser relacionadas con la industria petrolera, mientras que 8,5 % (79) fueron asociadas al sector transporte.

De acuerdo con la información, en abril de 2019 fue el mes en el que más sanciones se impusieron a Venezuela con un total de 88. Estados Unidos es el país que más sanciones ha impuesto a Venezuela con 438, seguido de Canadá con 108 y Panamá con 70. Sin embargo, existen análisis que contrastan esta posición.

Un informe publicado en 2020 por el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) señala que las primeras sanciones sobre Venezuela se dieron en el año 2015, pero fue hasta 2017 cuando Estados Unidos empezó a aplicar medidas sobre instituciones públicas. Los datos muestran que para entonces ya había una crisis estructural sin precedentes en el país y reportaba una caída en distintos indicadores de la economía.

Provea señala que para el 2018, cuando aún no habían entrado en vigor las medidas más relevantes sobre Venezuela, la importación de medicamentos se había reducido en un 96 %, en comparación con el 2012. Para ese entonces, también se reportó una caída del 70 %  de la importación de alimentos.

El informe del Observatorio Venezolano Antibloqueo dice que una de las principales industrias afectadas con las sanciones es la petrolera, pero los datos demuestran que el sector estaba en crisis desde antes. 

Cifras divulgadas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) indican que para el año 2017, antes que entraran en vigor las sanciones sobre PDVSA, Venezuela produjo 2.072.000 barriles de petróleo por día (bpd), lo que entonces representó una caída del 13 % en comparación con el año 2016 cuando la media de producción era de 2.273.000 bpd.

En los siguientes años las cifras siguieron cayendo y actualmente la producción estimada es de 783.000 bpd, con un leve aumento del 9 % en comparación con el año 2022, cuando se promedió una producción de 716.000 bpd.

Cronología de las sanciones en Venezuela 

El primer llamado de atención de Estados Unidos a Venezuela se anunció el 18 de diciembre de 2014, cuando el entonces presidente Barack Obama aprobó ante el Congreso la Ley 113-278, denominada Defensa de los derechos humanos y de la sociedad civil en Venezuela, Acto 2014.

El documento menciona los indicadores de la crisis como la inflación acumulada, que para ese entonces era 56,3 %, siendo la tercera más alta del mundo. También se menciona que el gobierno de Venezuela no garantiza los derechos de la población y que el país se ha convertido en uno de los más violentos y corruptos de América Latina.

Bajo este contexto, el 8 de marzo de 2015 se establece la primera sanción dirigida a funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro. En el 2017, con la llegada de Donald Trump a la presidencia, estas medidas se agudizan. Las sanciones recayeron en instituciones como PDVSA y el Banco Central de Venezuela (BCV). Entre las medidas destacan:

  • Orden Ejecutiva 13808. 24 de marzo de 2017. Prohíbe las transacciones de personas o de empresas que se encuentren en Estados Unidos con la empresa estatal de petróleos de Venezuela, PDVSA, la compra de bonos y el pago de utilidades o dividendos directos o indirectamente al gobierno de Venezuela.
  • Orden Ejecutiva 13827. 19 de marzo de 2018. Prohíbe cualquier transacción que se haga con la criptomoneda Petro al considerarla una estrategia para evadir las sanciones.
  • Orden Ejecutiva 13835. 1 de mayo de 2018. Prohíbe las transacciones o el financiamiento relacionados con la compra de cualquier tipo de deuda debida al gobierno de Venezuela.
  • Orden Ejecutiva, número 13850. 1 de noviembre de 2018, se bloquean las transacciones relacionadas con propiedades en Estados Unidos y que operen en el sector oro de la economía venezolana. 
  • Orden Ejecutiva 13884. 5 de agosto de 2019. Ordena el bloqueo económico total sobre Venezuela.

Estas medidas se promulgaron en medio de un escenario de escasez e hiperinflación. En el 2016, un año antes que se anunciara la primera sanción sobre PDVSA, el país tuvo una contracción del 18,6 % y una inflación récord de 799,9 %. Para entonces, el discurso oficial culpaba a la oposición de generar una “guerra económica”.

En el 2017, año en que se aplica la primera sanción a una institución pública, la inflación alcanzó cifras por encima del 2000 % y la producción petrolera cayó a menos de 2.000.000 de barriles por día. El país cerró con una deuda externa de 150.000 millones de dólares, lo que provocó un “default” parcial.

La economía y las sanciones

De acuerdo con la última actualización del Observatorio Venezolano Antibloqueo, hasta enero de 2024 en el mundo se habían aplicado 27.620 sanciones distribuidas en 30 países. 

Rusia es el país que ha recibido la mayor cantidad de sanciones al acumular 19.282, mientras que Irán acumula 2.576. En el tercer lugar aparece Siria con 1.349, Ucrania con 1.190 y Venezuela con 930 sanciones. 

¿Cómo le va económicamente a las demás naciones sancionadas? En marzo de 2023, Provea publicó en su cuenta en X (antes Twitter) una comparativa del salario mínimo en algunos países sancionados. En la lista señalan que Rusia es el país con más sanciones y el sueldo mínimo está por encima de los 200 dólares al mes. Bielorrusa aparece en el segundo lugar de esta lista con un sueldo de 158 dólares al mes. 

En esta lista, Venezuela ocupa el último lugar con un salario base de 130 bolívares, lo que al cambio oficial del 23 de febrero de 2024 equivale a $3,59.

 

La inflación es otro indicador para medir el comportamiento de la economía de los países sancionados. Rusia, por ejemplo, cerró el 2023 con una inflación de 7,42 % mientras que Ucrania totalizó 5,1 %. En este apartado, Venezuela también ocupa uno de los últimos lugares con una inflación acumulada de 107,4 %.

El equipo de Cotejo.info publicó en enero de 2024 una verificación asociada a una afirmación que indicaba que “la flexibilización de las sanciones a Chevron logró estabilizar la inflación en un dígito” y en octubre de 2023, se analizó un discurso que indicaba que “debido a las sanciones el país experimentó un retroceso en la lucha contra la malaria”. En ambas afirmaciones se aplicó el calificativo de mentira.

En los textos citados se muestra cómo los voceros gubernamentales utilizan el tema de las sanciones como un argumento para justificar la crisis en la que se encuentra sumida el país desde el 2013, cuatro años antes de que apareciera la primera sanción a una institución pública en Venezuela.

Conclusión

Luego de revisar datos documentados y los análisis sobre el impacto real de las sanciones en Venezuela, el equipo de Cotejo.info y el Observatorio Venezolano de Fake News (OVFN) califican como media verdad la afirmación “el 82% de las sanciones están dirigidas contra el pueblo venezolano”, expresada por Juan Sánchez, investigador del Observatorio Venezolano Antibloqueo.

Durante el análisis del discurso público se encontró que, aunque ciertamente las sanciones tienen un impacto directo en la comercialización de petróleo, oro u otros activos, la crisis económica, política y social venezolana empezó mucho antes de que apareciera la primera sanción administrativa a instituciones públicas en el 2017.

Además, existen comparaciones que indican que en el mundo hay 29 países sancionados, además de Venezuela, cuyo comportamiento del sector económico es más estable que el de la nación sudamericana.

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar