Desinformación climática

Inicia la temporada de lluvias y así también se reactiva la circulación de bulos climáticos junto a vacíos informativos, imprecisiones y descontextualizaciones relacionadas a las precipitaciones y sus consecuencias.

Con el inicio de los primeros chaparrones de agua que nos acompañan en los recientes días también aumenta el tráfico de contenidos alarmistas, descontextualizados y falsos sobre las condiciones climáticas. Este es un fenómeno del que ya el Observatorio Venezolano de Fake News  ha dejado registro. En la temporada de vaguadas y embates climáticos de finales del año pasado se analizó la caracterización de los contenidos que circulaban al respecto.

A finales de mayo iniciaron las primeras lluvias de esta temporada que trajeron consigo inundaciones en este año 2023. En ese contexto se difundió un mensaje alarmista que corresponde a los pronósticos del clima de mediados de junio del año pasado, cuando pasaba por el país un ciclón:

Luego cuando inició el corriente mes de junio otro contenido falso relacionado con las condiciones climáticas se paseaba por las redes sociales. Esta vez se trató de una falsa alerta por una tormenta tropical. El contenido también se refería a las condiciones de lluvias de 2022:

Pasan los días y se mantiene la angustia por el inicio de las precipitaciones y sus voraces consecuencias. A los contenidos falseados se suma otra falsa alerta sobre la crecida del río más importante del país: una información descontextualizada sobre el máximo nivel alcanzado por el río Orinoco en el estado Bolívar. En realidad se trata de un texto periodístico publicado en 2018, cuando se registró el máximo nivel histórico, que en días pasados se compartió como si se tratara de algo reciente: https://twitter.com/ObservatorioFN/status/1664649753118883840

Comprobar antes de compartir

La afectación de las lluvias preocupa a la ciudadanía, sobre todo, en situación de vulnerabilidad y en un contexto de escasa cultura preventiva. Venezuela aún arrastra los embates que la lluvia dejó el pasado año 2022. Tragedias sin precedentes enlutaron a comunidades de distintos estados que aún no recuperan del todo sus condiciones. Esto mantiene las alarmas encendidas frente a condiciones similares a las que ocasionaron esos daños. 

Frente a estos escenarios la tentación de compartir alertas por lo que pasa con las lluvias parece derrumbar las barreras de la verificación. En condiciones críticas es aún más importante seguir pasos básicos de confirmación de la información, ya que difundir contenidos inexactos, falsos o errados resulta contraproducente en condiciones de riesgo como las generadas por lluvias.

En nuestro compromiso con la alfabetización digital en materia de desinformación, entendemos que los esfuerzos deben traspasar usos y funciones de las tecnologías de la información y comunicación, abonando labores de desarrollo de criterio para el empleo de herramientas cada vez más técnicas, automatizadas y digitales. En ese sentido, frente a la preocupación confesa de las audiencias por las consecuencias de las lluvias, generamos un texto relacionado con las coberturas periodísticas de fenómenos relacionados al clima.
Existen también iniciativas periodísticas que han desarrollado herramientas para abordar de manera completa y crítica las informaciones relacionadas con el cambio climático, de las que el OVFN también ha hecho reseña.

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar
Lee más

Video que registra amedrentamiento a María Corina Machado en el sector 23 de Enero se grabó en 2011

A través de plataformas digitales circula un video en el que se observa a la dirigente opositora María Corina Machado ser víctima de un amedrentamiento, junto a un grupo de personas que acompañaban sus declaraciones ante medios de comunicación, pero el video detectado en junio de 2023 corresponde en realidad a un suceso registrado en noviembre de 2011.